Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los reyes no traen nada este año
Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL - Guatemala, 9 de enero de 2017

Toca al Pueblo luchar por sus derechos penas empieza el año y vemos como los derechos del pueblo son atropellados impunemente. Alzas en el precio de combustibles, un mísero aumento al salario mínimo, despidos masivos en distintas entidades y la ausencia vergonzosa del mandatario. No hay Presidente, lo que vemos es un secretario ejecutor de los lineamientos de la clase económicamente poderosa de este país.

Hoy el diario Prensa libre contiene la noticia de que, el precio de la energía subió.

Literalmente dice: “El cobro por el servicio de electricidad subirá a partir de este mes para los usuarios que consumen de 1 a 100 kilovatios/hora (kWh), tanto de Energuate como de Eegsa, ya que el Inde estableció un nuevo escalonamiento para reducir el subsidio extraordinario a la tarifa social.” Preguntamos qué sentido tiene el subsidio si de todos modos sale de nuestros bolsillos. El INDE, entidad estatal en lugar de doblegarse ante las empresas distribuidoras debiera jugar su papel en la defensa de un servicio público, de calidad y a bajo costo para la población.

Hace menos de tres días, se anuncia también el incremento en el costo del gas propano, y en el de la gasolina. Lo que implica lógicamente un aumento en el costo de los productos y en los gastos que los hogares tienen que hacer para cocinar los pocos alimentos.

El mísero aumento al salario mínimo cuatro veces inferior a la canasta básica actual sólo demuestra la burla de un gobierno que no quiere comprometerse con contrariar a la clase dominante. Por otro lado también nos llama a reflexionar sobre el papel que se debe jugar como sindicalistas en la Comisión del Salario.

Como si fuera poco, se abre el año con despidos masivos en distintas entidades Estatales.

En Saludo por ejemplo, so-pretexto de un sistema de inclusión en el tema de la salud, se procede más bien a excluir. Despidos de personal con años de experiencia y contratación de nuevos, más afines a las políticas de la mal llamada reforma o cercanos a políticos corruptos de siempre. No se hace una reforma al sector salud, sin recursos, no se hace una reforma al sistema de salud, despidiendo gente. Eso más bien es reacomodo a conveniencia. No se hace una reforma al sistema de salud, haciendo tratos oscuros con ONGs para estatales. Señores, por algo se llaman “organizaciones NO Gubernamentales” porque NO son gobierno ni DEBEN EJECUTAR FONDOS DEL ESTADO. Eso es una privatización disfrazada. Las ONGs son entidades PRIVADAS. Y en lo esencial son o debieran ser sin FINES DE LUCRO. Lo hemos dicho miles de veces y lo seguiremos diciendo, la inclusión de ONGs como prestadoras de servicios con el pretexto de ampliación de cobertura sólo ha sido incubadora de negocios sucios. En lugar de transferir a esas entidades los fondos, es ALLÍ donde le Estado debe usar esos fondos e invertir y ampliar SU cobertura como es su obligación y lo mandata la Constitución. Si hay eficiencia en la gestión pública NO hacen falta los intermediarios. Pero como en la intermediación está el negocio, se continúa con estas prácticas que no solo perpetúan la corrupción sino afectan a la población que más lo necesita: usuarios y trabajadores. En el primero de los casos con una atención deficiente y de baja calidad y en el segundo, con la falta de estabilidad laboral, prestaciones de ley y derecho a la organización.

Denunciamos los despidos masivos y el disfraz bajo el nombre de inclusión que se le quiere dar precisamente a la exclusión. Demandamos el cumplimiento de los pactos colectivos, instamos a todas las organizaciones sindicales a aunar esfuerzos en contra de estas agresiones.

Está demostrado pues, que no hay magia, no hay reyes salvadores, porque solo el pueblo salva al pueblo y es el pueblo organizado el que debe seguir luchando por sus derechos.

Hay que seguir luchando por la expulsión de los territorios de las empresas que tanto daño le hacen a la vida. Reforzar el apoyo, la unidad y la consolidación de los triunfos que se van logrando como la suspensión de construcción de hidroeléctricas. Hay que seguir organizando para que las empresas extractivistas sean en definitiva expulsadas de nuestros territorios.


¡Pueblo que lucha, pueblo que triunfa!
¡La Lucha Sigue!

Por el Frente Nacional de Lucha por la defensa de los servicios públicos y los recursos naturales - FNL -


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.