Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Frente Popular por la soberanía, la dignidad y la solidaridad
Por el Frente Popular - Guatemala, 17 de junio de 2008

Guatemala es una sociedad construida sobre la injusticia. Desde 1524 un reducido grupo de familias extranjeras se adueñaron de las tierras y las riquezas del país . Esto, hizo que la mayoría de la población, predominantemente maya, fuera reducida a la pobreza y a la exclusión.

Solo entre 1944 y 1954, un proyecto democrático-revolucionario ejecutó cambios beneficiosos al pueblo: se hizo una Reforma Agraria que entregó las tierras ociosas a los campesinos; se construyó el Puerto de Santo Tomás de Castilla; se abolió el trabajo forzoso impuesto desde 1524; se creó el Instituto de Seguridad Social y se emitió el Código de Trabajo, se crearon Escuelas Tipo Federación, se construyó el Estadio Mateo Flores etc. Pero, la intervención militar del imperio estadounidense apoyada por las clases poderosas de Guatemala destruyeron el proyecto político que empezaba a cambiar la triste y dura historia de la nación guatemalteca, heredera de los mayas.

Desde entonces los ricos del país, muchos de ellos herederos de los invasores, se reagruparon en el CACIF y aliados con el imperio de los Estados Unidos vienen empeorando la situación del país: se suprimieron, o disminuyeron sus beneficios, muchas de las conquistas sociales de la revolución, se impuso el proyecto económico y político de la oligarquía guatemalteca y del imperio estadounidense, lo cual nos llevó a una guerra de más de cuarenta años (de 1954 a 1996), cuyas consecuencias fueron fatales para el pueblo de Guatemala. La situación se ha agravado con la inclusión del Artículo 218 en la Constitución liberacionista de 1956, que declara de utilidad y necesidad pública, la explotación de petróleo minerales y demás recurso naturales no renovables, que aparece nuevamente en la nueva constitución. Como consecuencia, además de entregar casi gratuitamente al extranjero esos recursos, ha creado contaminación de los ríos, y daños a la salud de la población. La imparable violencia que limita las actividades normales de los guatemaltecos, etc.

Hoy, 12 años después de la tristemente célebre firma de la paz, la situación de pobreza de los guatemaltecos es cada día peor y la crisis mundial de alimentos y energética, amenazan con condenar a la miseria y a la muerte por hambre a la mayor parte de la población. Esta lucha por la recuperación de la soberanía, dignidad y solidaridad de Guatemala, implica, entre otras cosas y como mínimo, el restablecimiento de las condiciones económicas y sociales del único período de la historia de Guatemala, en que los guatemaltecos decidieron su futuro y lucharon por convivir digna y fraternalmente.

Pero ahora, con la nueva amenaza de la pobreza extrema y el hambre de más de la mitad de la población guatemalteca, la cual se agrava por las políticas neoliberales de la globalización impulsada por el imperio estadounidense, y ante el sometimiento de todos los gobiernos que desde Julio de 1954 se han sucedido en el poder, a la hegemonía oligárquica nacional -representada en el CACIF- y al imperialismo, los guatemaltecos sin distinción de género, de clases sociales o de etnia, debemos unirnos para enfrentar a esos poderes que, unidos a otros poderes paralelos, nacionales y extranjeros, han hundido en la pobreza y el hambre al pueblo de Guatemala.

Ante esta situación, un grupo de guatemaltecos, representantes de los distintos sectores sociales (hombres, mujeres, indígenas, mestizos, campesinos, profesionales, estudiantes, intelectuales, obreros, artistas, religiosos, sindicalistas etc.) hemos tomado la iniciativa de reagruparnos en el FRENTE POPULAR POR LA SOBERANIA, LA DIGNIDAD Y LA SOLIDARIDAD, con el fin de luchar como el nombre mismo de la organización lo sugiere, por la soberanía, la dignidad y la solidaridad entre los guatemaltecos.

Nuestra propuesta política y económica se sintetiza en cinco puntos fundamentales:

1. Que se devuelva la tierra a los campesinos;

2. Que los ricos paguen los impuestos que les corresponden de acuerdo con su riqueza;

3. Que haya comida para todos producida en Guatemala;

4. Que haya trabajo para todos en condiciones de dignidad;

5. Que el Estado construya escuelas y hospitales para todos.

 

PUEBLOS DE GUATEMALA UNIOS EN LA LUCHA CONTRA LA OLIGARQUÍA NACIONAL, EL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE Y LA GLOBALIZACIÓN NEOLIBERAL

 

Carlos Enrique Wer
Ricardo Rosales Roman
Victor Racancoj
Tristan Melendreras
Jorge MUrga Armas
Guadalupe Chutá
Rosa Pu Tzunux
Roberto Romero T.
Ramiro Ramirez M.
Gustavo Díaz
Victor Pérez
Miriam Colón de Bauer

 

Guatemala, junio de 2008


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.