Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 3 - 2006

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

En centroamérica existe un ejemplo de unidad sindical
Por la Federacion Sindical Mundial - Guatemala, 13 de noviembre

Recientemente la Federacion Sindical Mundial en las America fue invitada a participar, nuevamente, en la Conferencia Anual de la Plataforma Sindical Común Centroamericana.

Una vez mas nos fue posible apreciar el inteligente y tenaz esfuerzo llevado a cabo por la mayoría de las organizaciones sindicales en la zona para continuar alimentando, pese a presiones, la unidad ejemplar que han logrado.

Otras pretensiones de representación del movimiento sindical en la region, por raquíticas y vacías de propuestas que defiendan realmente el futuro de los trabajadores, arrinconadas en si mismas, no alcanzan a mellar la unidad que con justa razón resplandece a través de la Plataforma Sindical Común Centroamericana.

Con una fuerte dosis de independencia, cultivando con esmero el respeto a la diversidad de afiliaciones sindicales o políticas, la generalidad de las organizaciones sindicales, centradas en la defensa de los intereses verdaderos de los trabajadores, alientan su Plataforma Sindical Común Centroamericana.

Es cierto que se escuchan voces que la critican sin argumentos validos o que sencillamente ignoran el espacio que en la Plataforma se ha sabido construir quizás ello determinado por no poderla controlar para fines que no son los que interesan a los trabajadores centroamericanos.

Sin embargo, para la FSM, y lo ha expresado públicamente, la PSCC se aproxima al paradigma de unidad sindical que debiera concitar el apoyo de todas las fuerzas sindicales.

¿No se corresponde con las aspiraciones de los trabajadores la existencia de una organización sindical que, según proclaman sus principios: “……promueve la unidad e integración de los sectores sociales y sindicales, por ello impulsará y participará en todos los espacios que faciliten encuentros y unidad sindical sin exclusiones....." o que, como también promulga, “…..están concientes de la responsabilidad de continuar luchando por los intereses de los trabajadores y de todos los sectores populares de sus países, que los conlleve a derrotar el modelo económico impuesto y que la PSCC elaborará, impulsará y promoverá una propuesta regional que haga énfasis en los aspectos de la agenda social......"?

No es la primera experiencia de los centroamericanos para convertir en realidad la convicción de que los trabajadores necesitamos unirnos. Este proyecto lleva la impronta de vivencias anteriores.

Las grandes batallas que ante cada ronda de negociaciones del TLC con Estados Unidos llevó a cabo la inmensa mayoría del movimiento sindical centroamericano, inserto en las múltiples movilizaciones populares que se enfrentaron contundentemente a la firma de los tratados, evidencia las características combativas de los dirigentes sindicales de la region.

Ello es historia conocida que se suma a las tradiciones de lucha de la region; negarlo, pretender desconocerlo, reflejaría cuan lejos se está de esas gigantescas batallas.

¿Es que pueden ser olvidadas las grandiosas marchas como la de los salvadoreños que movilizaron a un cuarto de millón de personas contra la privatización de la salud publica, o en Honduras cuando se paralizó la capital u otras reconocidas y combativas luchas en Nicaragua, Guatemala, Panamá y Costa Rica?

¿Es que se pueden ignorar los vejámenes, las agresiones, las torturas y hasta las muertes que por defender no solo los intereses de los trabajadores sino los de la patria, han ofrendado a través de la historia los sindicalistas que en Centroamérica han luchado, luchan y continúan dispuestos a luchar por un Mundo Mejor?

El que definitivamente se hayan firmado los TLC, no puede ser achacado a quienes están conscientes serán victimas de sus consecuencias. Sería como imputar no al asesino, sino al asesinado, la culpa de su muerte. No reconocer el bagaje de negociaciones secretas, de gobiernos incapaces de reaccionar ante el empuje neoliberal, de engaños, de manipulación hipócrita de los medios de difusión, sería como huir de la verdadera razón de la existencia del TLC en Centroamérica.

No interpretarlo de esta manera, puede pretender desviar la atención de la real causa de la opresión de los trabajadores.

Es precisamente expresión de esta vocación de lucha ancestral de pueblos y de trabajadores, la que en nuestra apreciación anima a la Plataforma Sindical Común Centroamericana.

Lejos de críticas que no tienen un sentido constructivo, la PSCC debiera concitar el reconocimiento y el apoyo de todos si, realmente, se aspira a una unidad sindical con democracia, sin exclusiones ni imposiciones de criterios.

La FSM, que no puede ofrecer recursos pero sí ideas que animan los combates justos de los trabajadores en contra de los poderosos que los ahogan con el modelo impuesto, acompaña a la PSCC activamente y de manera entusiasta porque, de verdad, y no porque se ufane retóricamente en proclamarlo, defiende con dignidad y combatividad a los que representa.

Nos sentimos orgullosos de contar, en Centroamérica, con las fraternales relaciones que nos brinda la PSCC como consecuencia de la decisión independiente de sus integrantes que no permiten ni que se les pretenda extorsionar, ni que se le dicten pautas, ni que le condicionen apoyos.

Mención particular merece el desinteresado sostén que según difunden se sienten orgullosos de ofrecer a la PSCC las CCOO de Catalunya, a través de su “Fundaciò Pau y Solidaritat”, junto con la UGT también de Cataluña, “Joseph Comaposada”, así como la valiosa cooperación de los compañeros salvadoreños de “FUNDASPAD”. Ellos también están presentes en los aportes que favorecen el que: el Sindicalismo en Centroamérica, esté hoy, más que nunca antes, EJEMPLARMENTE UNIDO

FEDERACION SINDICAL MUNDIAL
Región América


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.