Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ante la impunidad militar ¿Qué camino nos queda?
Por HIJOS Guatemala - Guatemala, 21 de diciembre de 2007

A propósito del golpe que ha dado a la justicia el sistema judicial guatemalteco al otorgar la impunidad a los altos jefes militares responsables del genocidio entre 1978 y 1985, los hijos y familiares de cientos de miles de victimas, desaparecidas, torturadas y masacradas RECHAZAMOS EL ACTUAL SISTEMA JUDICIAL GUATEMALTECO Y EXIGIMOS EL CECE DE LA IMPUNIDAD QUE PERMITE EL IMPERANTE SISTEMA DE VIOLENCIA.

En nuestra historia, diversos han sido los procesos en la búsqueda y construcción de una JUSTICIA diferente en Guatemala, que paralelo a los procesos de resistencia popular pretendían reivindicarla, como uno de los elementos fundamentales que junto a la dignidad, podrían y podrán allanar el camino a la igualdad.

Los diferentes movimientos, desde revolucionarios, pasando por los gremiales y magisteriales, las jornadas estudiantiles, los grandes movimientos campesinos e indígenas hasta los movimientos históricos de búsqueda de los desaparecidos por el Estado de Guatemala reindicaron la Justicia desde la perspectiva y orientación transformadora, que devuelva lo suyo al pueblo y no se lo arrebate para entregarlo a los pocos que hoy controlan el dinero.

Pero la mayoría de los que hoy alzamos esta voz, nacimos y crecimos bajo la imposición de las leyes que defendieron al régimen que impuso su justicia en tribunales de fuero especial, cementerios y cárceles clandestinas así como centros de tortura, donde se aplico la ley militar para beneficio empresarial, arrancando uñas, violando y mutilando.

Esta LEY, se convirtió en herramienta y arma de destrucción, cuando los planes de campaña de gobiernos militares se diseñaron para arrasar la tierra y para quitarle el agua al pez.

Y seguimos creciendo y la justicia que encontramos fue denegada en tribunales una y otra vez. Primero porque el comisionado era sobrino del general, después porque el asesino era dueño del azúcar.

Así, los procesos judiciales que hemos visto, han dejado libres a asesinos por impunidad y por inmunidad. Los gobiernos que un día creyeron terminar con los golpes militares, protegieron entonces a quienes reprimieron bajo sus ordenes y afianzaron su modelo de justicia para abrirse al comercio y al plan neoliberal.

En fin, la LEY que nos han impuesto, es la que negamos, la que atenta en nuestra contra: la LEY sinónimo de represión e impunidad.

Reivindicamos y apoyamos la JUSTICIA que transforme este sistema. Por eso, es que hemos y seguiremos siendo acosados, señalados y criminalizados por los ricos, porque nos negamos a aceptar su sistema de LEYES y “justicia” podrido.

Desgracia para los “patriotas” veteranos del terror porque la justicia se busca fuera de las fronteras y cuando llega, retoman el discurso anticomunista cuando sin tapujos vendieron a la patria al imperio del norte.

Hoy asesinos y vende patrias nos hablan diariamente de la JUSTICIA mientras tratan de someternos a un perdón insano y a una reconciliación vendida desde el norte, ¿COMO PODRA UN PUEBLO “RECONCILIARCE” mientras se niegue la justicia a para sus muertos y los victimarios se burlen de la historia?

Por eso caminamos, enarbolando las banderas utópicas de vida, de no renunciar a nuestras luchas, para ajusticiar la amnesia del ejército genocida y traidor. Porque entonteces, la libertad será para ellos lo negado: la justicia desde nuestra parte.

No devolveremos la ley que ellos nos impusieron, porque el ejemplo de nuestros héroes y mártires, nos ha hecho creer e identificar que los ejecutores de las órdenes no son los artífices, sino las cúpulas que manipulan para mantener su hegemonía. Contra ellos dirigiremos entonces nuestras fuerzas.

LA JUSTICIA será para nosotros, el día en que todos los guatemaltecos, rompamos el silencio para señalar a los responsables. El día en que caigan los monumentos de asesinos y se erijan los de nuestros seres queridos. Los que dieron y ofrendaron su vida por las transformaciones políticas para el pueblo. El Día en que la Educación Cuente la verdadera historia. El día en que las familias tengan una tumba donde encontrar a sus desaparecidos. El día en que los militares acepten el error de haber servido a los intereses extranjeros y de los ricos. El día en que los soldados campesinos den vuelta y entreguen sus armas al servicio del pueblo, para señalar a los responsables de la barbarie militar y Económica.

Mientras ese día llegue, y mientras los criminales y asesinos sigan siendo liberados y venerados por la LEY de la IMPUNIDAD; LA MEMORIA y LA JUSTICIA seguirán persiguiéndolos, a ellos y a los que hoy cometen el error de cobijar a quienes han manchado con sangre y hambre nuestra historia.

LA IMPUNIDAD que hoy se impone no es más que la señal precisa, de que el pueblo tendrá que construir desde su historia, los procesos de lucha que conlleven al a la consolidación de la verdad y la justicia, y al encarcelamiento, señalamiento y condena colectiva de los Militares y oligarcas asesinos.




Rechazamos y repudiamos a los altos mandos militares
y sus cómplices
responsables de la impunidad




No olvidamos
No perdonamos
No nos reconciliamos


H.I.J.O.S.


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.