Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

MSICG exige se investigue a Mario Taracena
Por el Movimiento sindical, indigena y campesino guatemalteco - MSICG - Nuestra América, 20 de abril de 2016

logo

El Movimiento sindical, indígena y campesino guatemalteco –MSICG- considera lamentable que el Presidente del Congreso de la República de Guatemala haya manifestado a un medio nacional que su elección era producto de la alineación de los astros en la 20 calle, que se refiriera a la soberanía nacional como un complejo, que desdeñara la participación de la población en las luchas contra la corrupción y que reconociera expresamente al embajador estadounidense la facultad de hacer en nuestro país lo que no puede hacer en el propio; es decir, girar instrucciones a los poderes del Estado puesto que ello constituye una violación a los artículos 140, 141 y 152 de la Constitución, misma a la que juró lealtad y cumplimiento al tomar posesión del cargo de diputado.

Para el MSICG es preciso señalar que la reducción de la soberanía nacional a un supuesto complejo no es sino la consecuencia de funcionarios públicos que, aprovechando que el sistema de elección por planilla y las limitaciones al derecho ciudadano de elegir y ser electo al arbitrio de los partidos políticos, se han perpetuado en el poder para ponerlo al servicio de sus ambiciones personales, del sector empresarial y de intereses extranjeros, obviando su deber de atender los intereses y necesidades de la población. Hay que recordar que el ciudadano Presidente del Congreso de la República, MARIO TARACENA, ha sido un actor que ha sido partícipe desde hace más 30 años bajo distintas banderas políticas del deterioro de la democracia y de las decisiones que hoy día tienen sumergida al 59.3% de la población en la pobreza. En consecuencia, no es un actor que posea legitimidad para cuestionar los mismos vicios de los cuales ha sido parte.

Más preocupante aún resulta el audio filtrado recientemente por un medio de comunicación social en el cual el Presidente del Congreso de la República presiona a sus compañeros parlamentarios y hace referencia a una estructura paralela a los poderes constituidos determinando e imponiendo una agenda legislativa bajo la amenaza de la instrumentalización política de la persecución penal en caso de no cumplirse con las disposiciones devenidas de órganos que no fueron democráticamente electos por los guatemaltecos y guatemaltecas.

Estas aseveraciones, que han sido confirmadas por los sucesos acontecidos en los últimos meses en el país dan cuenta de la implementación de un sistema de administración de justicia respondiendo a intereses ajenos a los que establecen los artículos 1, 2, 203 y 205 constitucionales, cuya selectividad ha permitido que actores citados por el Presidente del Congreso de la República como los canales a través de los cuales se implementará la agenda a que hace referencia, como lo es el caso del Procurador de los Derechos Humanos, sea constantemente favorecido por fallos judiciales, incluso amparos provisionales decretados al margen de la secuencia temporal de los expedientes, que impiden se le deduzcan responsabilidades penales por la desobediencia de órdenes de reinstalación, que impiden su procesamiento por el uso en proceso de documentos falsos y por las omisiones incurridas en el caso IGSS-PISA en donde las mismas son incluso más evidentes que las que han motivado la captura y sujeción a proceso de otros funcionarios.

Las aseveraciones del Presidente del Congreso de la República, realizadas en el ejercicio de su cargo y sobre el conocimiento de hechos adquirido en el ejercicio de su función pública, realizan los verbos rectores de varios delitos contemplados por nuestra legislación y, en consecuencia, le establecían el deber, antes que el de sumarse a la búsqueda de los efectos que los motivaron, el de denunciarlos ante los órganos competentes para que se realizaran las investigaciones respectivas.

Naturalmente, los argumentos esgrimidos por el Presidente del Congreso de la República, poco o ningún efecto tendrían si existiera la probidad necesaria para pronunciarse y oponerse a este tipo de prácticas por parte de los diputados. Extremo que parece confirmarse a partir de la ausencia de reacciones a la altura por parte del pleno del Congreso de la República.

El MSICG, como todas las guatemaltecas y guatemaltecos espera cambios que permitan al país superar la pobreza, la desnutrición, la exclusión, la inseguridad y la corrupción; no obstante, no creemos que estos cambios se produzcan sobre la base de la generación de condiciones para el surgimiento de nuevas estructuras criminales obviando el principio básico de que la justicia debe ejercer los controles sobre la actividad política y no a la inversa.

El MSICG exige al Congreso de la República una investigación profunda e inmediata de todos los aspectos relacionados por el Presidente del Congreso de la República en el audio difundido por la prensa guatemalteca y la toma de las medidas correctivas oportunas.

De la misma forma, hacemos un llamado a la población a reivindicar la soberanía de la Nación en el entendido de que ésta es un producto directo de la existencia de pueblos dignos así como a reivindicar el derecho a elegir personas y no planillas y a que este derecho elemental de la democracia no continúe siendo un atributo exclusivo de los partidos políticos.

¡¡¡UNA SOLA VOZ, UNA SOLA FUERZA!!!


MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO –MSICG-


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.