Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mensaje Central en el Día Internacional de la Clase Trabajadora ¡La Lucha Popular Camina... Con la Unidad Obrero Campesina!
Por el Movimiento Sindical, Indígena y Campesino - Guatemala, 1 de mayo de 2008

Compañeras y compañeros trabajadores: Obreros, sindicalistas, campesinos, estudiantes, hombres y mujeres, indígenas y ladinos, jóvenes y ancianos, reciban nuestro saludo solidario y combativo este 1º de Mayo, Día Internacional de la Clase Trabajadora. Así mismo, saludamos a los hermanos y hermanas que se han visto obligados a emigrar a otros países y que con su trabajo contribuyen al sostenimiento de nuestro país.

La Revolución de Octubre nos heredó el Código de Trabajo y muchas conquistas para la clase trabajadora. Sin embargo, luego de esa etapa de Democracia en el país, tales conquistas han sido negadas por el capitalismo neoliberal: Los ricos, las empresas transnacionales, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y por los gobiernos de derecha, que se han preocupado solamente por responder a los intereses de los empresarios y terratenientes.

El gobierno empresarial de la GANA afectó seriamente al pueblo: Firmó el mal llamado “Tratado de Libre Comercio” con los Estados Unidos, irrespetó las decisiones del pueblo emanadas de las consultas comunitarias e impulsó políticas para limitar o restringir los derechos de la clase trabajadora.

El gobierno de la UNE mantiene un discurso favorable al diálogo y a la negociación, pero en la práctica ha mostrado claramente a qué intereses responde: A los intereses de los grupos financieros que se están beneficiando al hacer negocios con los recursos del pueblo. Toma decisiones unilaterales en favor de la Cámara del Agro, la Cámara de Industria, al CACIF, y excluye a las organizaciones sindicales, indígenas y campesinas. Plantea diálogos pero continúa con los desalojos violentos contra comunidades en el campo y la ciudad y la persecución de sus dirigentes acusándolos de terroristas; la mayoría de estos hechos permanece en la impunidad.

¿Dónde se manifiesta el rostro indígena y el olor a tamal en este gobierno? La situación de las trabajadoras y los trabajadores en las fincas y haciendas es cada vez peor. En las maquilas y fábricas los empresarios reprimen y criminalizan el derecho a la organización sindical y pretenden que el Congreso de la República legisle para que los empresarios refuercen la explotación; en los ingenios las condiciones de trabajo son deplorables. A través de una supuesta proyección social, los azucareros pretenden esconder la sobreexplotación a que someten a los trabajadores.

Predomina en el gobierno y las empresas nacionales y transnacionales el afán de impulsar la desregularización laboral, es decir, la eliminación de los derechos laborales, la libertad de sindicalización y la negociación colectiva; de privatizar el IGSS; de no cumplir siquiera con el pago del salario mínimo, mucho menos de elevarlo al costo de la canasta básica vital. Nada hacen para detener el incremento del costo de vida, frenar la especulación de los empresarios, combatir la evasión fiscal, evitar el alza a los combustibles y el costo de los servicios básicos como agua, teléfonos y electricidad.

El sector privado en Guatemala se caracteriza por ser uno de los más retrógrados del mundo y se opone a cualquier reivindicación popular, a pesar de que hasta los ideólogos del capitalismo neoliberal reconocen que la aplicación del Consenso de Washington –reducción del Estado y privatización- ha fracasado. Las personas inteligentes reconocen que se necesitan Estados fuertes, en donde los que más tienen, paguen más impuestos a fin de utilizarlos para mejorar las condiciones de vida de la población. Esta idea debe ser el punto de partida de cualquier pacto o reforma fiscal. Desde ya dejamos claro nuestro rechazo a la “reforma constitucional” promovida por los magnates Manuel Ayau y Dionisio Gutiérrez, que pretenden fortalecer la defensa de sus intereses empresariales.

Compañeras y compañeros, el gobierno y los medios de comunicación, que en su mayoría responden a los intereses del sector privado, nos califican de delincuentes y terroristas, con lo que pretenden criminalizar nuestro movimiento. Terroristas son el gobierno y el sector privado que niegan a la mayoría de la población el derecho a la salud, la educación, la vivienda y el trabajo digno.

El pueblo requiere urgentemente de seguridad ciudadana, el cese del feminicidio y la erradicación del crimen organizado.

Ante esta situación exigimos al Gobierno de la República:

1. Crear -a través de un proceso de diálogo real, que debe contar con representación del gobierno, los trabajadores y el sector privado- una Política Nacional de Empleo productivo y una Política Nacional de Salarios, que garanticen el fomento del pleno empleo, trabajo decente, la estabilidad laboral y salarios dignos.

2. Que con carácter de urgencia nacional se incrementen los salarios de todos los trabajadores y trabajadoras del país.

3. Equiparar el salario mínimo al costo de la Canasta Básica Vital y garantizar el cumplimiento del mismo, de acuerdo con lo regulado en la legislación pertinente.

4. Desechar las iniciativas de ley sobre: Ley del Servicio Civil, Ley del Servicio Municipal y las Leyes Marco del Plan Visión de País, así como rechazar la ratificación del Convenio 175 de la OIT. Previo a plantear cualquier iniciativa de ley relacionada con la normativa laboral, propiciar el análisis y debate con el Movimiento Sindical, Indígena y Campesino.

5. En cuanto al incremento a los precios del gas propano, gasolinas, diesel, productos de la canasta básica, servicios de energía eléctrica agua y otros; exigimos que se revisen y ajusten a la baja los precios y luego se establezcan precios topes.

6. Revertir el proceso de privatización y nacionalizar nuevamente los servicios públicos, ante la evidente incapacidad del sector privado de prestarlos adecuadamente a la población.

7. Que para resolver la crisis energética en el país suscriba inmediatamente convenios con Petrocaribe, y que vuelque todos sus esfuerzos para la integración de nuestro país a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

8. Que se conforme e instale en forma urgente una Comisión Nacional Multisectorial del Transporte, para darle solución integral y de fondo a la problemática del transporte en el país.

¡Rechazamos y nos oponemos contundentemente a cualquier incremento al precio del transporte urbano y extraurbano!

¡Hacemos el llamado a la población a no permitir el incremento anunciado por los empresarios a partir del día de hoy!

El ejemplo de lucha y de victorias en otras partes del continente debe darnos más ánimo para avanzar. Otros pueblos demuestran que es posible anteponer los intereses de la mayoría a los intereses de unos pocos. En ese sentido, saludamos al pueblo hermano de Cuba y, junto a los trabajadores de América Latina, exigimos el cese del inhumano bloqueo y la liberación de los cinco héroes cubanos prisioneros del imperio; así también de los compañeros sindicalistas presos en Estados Unidos. ¡Saludamos a Brasil, Nicaragua, Ecuador y Venezuela! ¡Nos sumamos a las felicitaciones al pueblo paraguayo por el triunfo de un gobierno de cambio!

En particular queremos solidarizarnos con el compañero Evo Morales, Presidente de Bolivia, cuyo gobierno está siendo agredido por la burguesía racista y explotadora de ese país, promovido abiertamente por el imperio norteamericano.

Compañeras y compañeros, el Movimiento Sindical, Indígena y Campesino llama a mantener los esfuerzos por la creación de la gran alianza del pueblo que nos permita pasar de la resistencia al
Poder. A reforzar la lucha por los derechos laborales, contra los desalojos, la tierra, nuestros territorios y nuestros recursos. Ante la represión, reiteramos el llamado a la organización, a la movilización popular permanente, a la formación política y al trabajo con las bases. La Unidad nos fortalece.



¡Qué viva la clase trabajadora!
¡A mayor represión, mayor organización!
¡Hasta la Victoria... Siempre!
Guatemala, 1º de Mayo de 2008

UNSITRAGUA, UGT, UASP, FNL, CNOC, CNSP

Guatemala, 1 de mayo de 2008


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.