Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Posicionamiento de ODHAG, Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala ante los XXX Años de la Convención de los Derechos del Niño CDN adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 44/25, de 20 de noviembre de 1989
Por la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, ODHAG- Guatemala, 19 de noviembre de 2019

odhag

Guatemala fue el 6to país en ratificar la Convención de los Derechos del Niño, el 10 de mayo de 1990, en el periodo de gobierno de Marco Vinicio Cerezo Arévalo, quien simboliza el inicio de los gobiernos civiles y la democracia en Guatemala.

Como Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, ODHAG consideramos que la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño en 1989, marcó un hito histórico y un gran salto en la concepción de los Niños y Niñas del mundo, al visibilizarlos y reconocerlos como personas, como SUJETOS DE DERECHOS, y es el resultado de un largo proceso en el que muchos movimientos del mundo impulsaron acciones a favor de los derechos de la Niñez.

Implicó una revolución en la visión de este gran sector de la población mundial como es la Niñez y Adolescencia
. Es ir más allá de un catálogo de derechos enunciados, es una visión nueva, donde se rompe con el enfoque autoritario, adulto céntrico y vertical de nuestras sociedades, en donde los niños son los últimos de la escala de poder, y donde verlos como personas, genera las más grandes reacciones defensivas de los sectores de poder en las relaciones sociales.

ANTECEDENTES:

DECLARACION DE LOS DDNN 1924 DE LA LIGA DE LAS NACIONES

DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL NIÑO POR LAS NACIONES UNIDAS 1959 Ambas No Vinculantes.

Y a partir de la ratificación en Guatemala, se convirtió en ley en nuestro país y el Estado Guatemalteco se comprometió a adoptar todas las medidas administrativas, legislativas y judiciales para garantizar los derechos de la niñez.

Cada Estado al ratificarla está obligado a adecuar sus legislaciones e instituciones al espíritu de la CDN, que es la DOCTRINA DE PROTECCION INTEGRAL.

Sin embargo, durante estos 30 años, nuevos contextos nos confrontan al desafío de la implementación de la Convención, vista como tarea central de las democracias y del respeto a los DD. HH. en especial de este sector más vulnerable de las sociedades latinoamericanas.

Esto significa que el Estado asume la principal responsabilidad de garantizar el cumplimiento de los Derechos de la Niñez y Adolescencia y la Sociedad Civil la corresponsabilidad y de vigilar para que estos se cumplan en el país.

La Convención es el instrumento jurídico internacional más importante en materia de Derechos de la Niñez y su difusión y utilización contribuye a mejorar condiciones para su cumplimiento. (Total 54 artículos, 43 DDHH y 11 de mecanismos monitoreo y compromisos Estados)

En Guatemala la lucha por adecuar nuestra legislación interna, se inició desde el año 1991, cuando la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos autoriza la creación de la Comisión Pro Convención sobre los Derechos del Niño PRODEN, el 11 de septiembre de 1996, se aprueba el Decreto 78-96 del Código de la Niñez y la Juventud, con entrada en vigencia para el 27 de septiembre de 1997. Por años se suspende la entrada en vigencia, y es hasta el 04 de junio del 2003, en el decreto 27-2003 que se aprueba la LEY DE PROTECCION INTEGRAL DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA -LEPINA-.

A 30 años de su aprobación, como ODHAG consideramos que las primeras dos décadas fueron de lentos avances, pero importantes en toda América Latina y en Guatemala en particular, dado que la primera década fue de luchas internas en cada país, para adecuarse al nuevo espíritu de la CDN, en la segunda década fue aprobándose el marco legal y político para la protección a la niñez y adolescencia, en Guatemala, como fueron: La Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia 2003, Ley de Adopciones 2007, Ley contra la violencia sexual, explotación y trata de personas 2009 y ley del Sistema de Alerta Alba Kenneth 2010.

Lamentablemente en la última década, ha habido grandísimos retrocesos en toda América Latina, y en Guatemala especialmente, dado que ya no se logró la aprobación de nuevas iniciativas de ley para proteger a la niñez y adolescencia, ni aprobación de políticas públicas y presupuesto público acorde a las urgentes necesidades de las NNA.

Iniciativas que siguen pendientes dada la falta de voluntad política del Estado como son la Iniciativa de ley 5184, que busca no utilizar el castigo corporal y otras formas de tratos crueles como método de corrección o disciplina y promover formas positivas para ello y la iniciativa de ley 5285, que está en segunda lectura en el Congreso y que busca crear un sistema nacional de protección a la niñez y adolescencia.

Es doloroso e indignante como los indicadores sociales de Niñez en Guatemala en lugar de avanzar han sufrido graves retrocesos, evidenciándose en los siguientes datos globales relevantes:

32 NN maltratados cada 24 horas, 2 homicidios de personas menores de edad cada 24 horas, 66,000 embarazos de niñas y adolescentes de 10 a 19 años de enero a junio 2019, 23 casos de violación x día, 3 niños o niñas abandonados x semana, 15 niños desaparecidos x día y 132 Niños, Niñas y Adolescentes victimas de Trata durante el año 2018, que representan el 28% del total de víctimas de Trata, 88 suicidios de niños y adolescentes de 10 a 19 años de edad de enero a junio 2019, 300 niños, niñas y adolescentes son detenidos por día en las fronteras de México y Estados Unidos, y lo más vergonzoso Guatemala ocupa el primer lugar en desnutrición crónica en América y el sexto lugar en desnutrición crónica en el mundo.



“Quizás no hay indicadores sociales más claros que hablen sobre el desarrollo de un país que aquellos referidos a la niñez; en ellos se traslucen la salud o la enfermedad de un pueblo, en ellos quedan claramente reflejadoslos equilibrios o desequilibrios de una sociedad.”

Monseñor Juan José Gerardi


Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, de Guatemala, ODHAG


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.