Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Escuadrones de la muerte ayer y hoy
Por Alonso Cabrera - Guatemala, 26 de diciembre de 2018

logo PGT
El 29 de septiembre fueron detenidos un conjunto de funcionarios públicos que dirigieron una estructura criminal dentro del Estado, la cual se dedicaba a ejecutar extrajudicialmente a personas reñidas con la ley.

Esta estructura criminal ha sido catalogada como "un cuerpo ilegal y clandestino de seguridad (CIACS) en su versión más clásica". Por sus características se encuentran semejanzas con los Escuadrones de la Muerte que durante varias décadas del siglo pasado aterrorizaron al pueblo guatemalteco con detenciones ilegales, torturas, violaciones sexuales, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales. De hecho, esta estructura está implicada en la muerte de once campesinos durante el desalojo en la finca Nueva Linda ocurrido en el año 2004.

¿Quiénes dirigían e integraban esta organización criminal?

Esta organización criminal y terrorista fue dirigida por Carlos Vielmann Montes (ex ministro de gobernación) y Erwin Sperisen Vernon (ex director de la PNC), ambos provenientes de familias adineradas. Más allá de esto, tres características resaltan en quienes dirigían esta estructura de crimen organizado:

1) Sus vínculos empresariales: ambos provienen del llamado sector empresarial. Carlos Vielmann en particular fue dirigente de la Cámara de Industria y del CACIF, mientras que el padre de Sperisen dirigió en algún momento dicha Cámara. La gestión de Vielmann en el Ministerio de Gobernación estuvo estrechamente vinculada con los intereses de la cúpula empresarial.

2) Sus vínculos políticos: Sperisen fue guarda espaldas del oligarca y ex alcalde de la ciudad de Guatemala Álvaro Arzú Irigoyen, fue miembro del Partido Unionista y del consejo municipal de la misma gestión municipal. Ambos tuvieron vínculos, además, con el Partido de Avanzada Nacional, cuyos antecedentes se encuentran en el Movimiento de Liberación Nacional, recordado como el partido de la violencia organizada que organizó en su momento escuadrones de la muerte.

3) Sperisen y Vielmann han sido discípulos fanáticos de la iglesia evangélica el Shadai, propiedad de Harold Caballeros, quien se caracteriza por sus ideas fascistas de intolerancia hacia la población indígena, hacia la diversidad sexual. Es desde esta iglesia que se envalentonaron ideológicamente para creerse ungidos con la disposición de matar a diestra y siniestra.

Los comandos operativos a través de los cuales realizaba las ejecuciones extrajudiciales estaban encabezados por Víctor José Rivera Azuaje y Víctor Hugo Soto Diéguez (exjefe del Servicio de Investigación Criminal). Así mismo, por al menos ocho agentes operativos, entre los que se encuentran Víctor Ruíz González (exjefe de Operaciones del SIC), Suhairam Stu Velasco Crispín, ex subdirector de la DEIC y Kamilo José Rivera Gálvez, viceministro de seguridad durante la gestión de Enrique Decenar en el actual gobierno de Jimmy Morales.

Los hechos por los cuales se acusa y captura a esta estructura criminal

Los hechos por los cuales fueron detenidos estos ex funcionarios consistieron en ejecuciones extrajudiciales planificadas, dirigidas y realizadas desde el Ministerio de Gobernación entre 2004 y 2007, durante el gobierno oligárquico de Oscar Berger. Estos hechos constituyeron graves violaciones al debido proceso y los derechos humanos por parte de autoridades, quienes el lugar cumplir sus obligaciones de detener y someter a los tribunales de justicia a personas que previamente se habían fugado de una de las cárceles del país, procedieron a ejecutarlas extrajudicialmente.

Con relación a los hechos de los que se acusa a quienes integraron esta estructura terrorista, posterior a su destitución como director de la PNC, Erwin Sperisen declaró en un canal de televisión evangélica lo siguiente: "Los escuadrones de la muerte que funcionan aún adentro de la PNC y el Ministerio de Gobernación, son un trabajo santo y está organizado por agentes y personal de las iglesias evangélicas que sabemos nuestras obligaciones con la sociedad...". Esta declaración hace público lo que constituyó siempre un secreto a voces: la existencia de esta estructura criminal y contradice las declaraciones actuales en las cuales niegan estos hechos.

Ayer y hoy de los escuadrones de la muerte

Los escuadrones de la muerte fueron grupos armados que funcionaron dentro de estructuras militares y policiales o como aparatos paramilitares bajo la dirección de empresarios, finqueros y políticos que hacían parte de los gobiernos dictatoriales entre 1954 e inclusive durante los años 90 cuando supuestamente dirigían el país gobiernos de corte civil.

Su inspiración fascista de orientación anticomunista, operaron para desaparecer, torturar y ejecutar extrajudicialmente a opositores políticos y dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas, indígenas, de mujeres, estudiantiles, etc.

Tales estructuras tuvieron como una de sus matrices y fuentes de poder a grupos de finqueros y empresarios, instituciones del Estado y partidos políticos como el mal recordado Movimiento de Liberación Nacional. En tanto estas estructuras no fueron investigadas y desmanteladas con posterioridad a la firma de la paz, las mismas fueron mutando y reorganizándose con sucesivos gobiernos de derecha.

Esto es lo que sucedió durante el gobierno de Oscar Berger (2004-2008), elector por el Partido de Avanzada Nacional, cuyo dirigente máximo fue Álvaro Arzú Irigoyen. Durante este gobierno se registra la acción criminal de esta estructura hoy en proceso de persecución y procesamiento judicial.

Más allá de lo anterior existen otros hilos que vinculan a unos y otros. Vielmann y Sperisen tienen el mismo vínculo de procedencia de Enrique Dehenhart, actual ministro de gobernación, quien perteneció a la estructura de inteligencia que Álvaro Arzú mantuvo en la municipalidad capitalina. Un ministro de gobernación que tenía como uno de sus principales colaboradores a Kamilo Rivera, su viceministro de seguridad, quien se encuentra prófugo de la justicia.

En este marco no es casual el que en el actual gobierno y en particular bajo la dirección de Dehenhart, se haya organizado una estructura de inteligencia política que tiene como uno de sus ámbitos de ejecución al Centro de Recopilación, Análisis y Difusión de Información Policial, denunciado por estar realizando acciones de control e intimidación de periodistas y activistas sociales. No es casual, así mismo, que durante esta gestión se haya registrado la ejecución de alrededor de siete dirigentes campesinos de CODECA, CCDA y UVOC, hechos que sucedieron en un corto tiempo y que solo podrían ser planificados y ejecutados por una estructura de esta naturaleza, historia y vínculo político.

Así las cosas, existen fuertes indicios sobre la existencia y, por consiguiente, continuidad de los terroristas y criminales escuadrones de la muerte, siempre dirigidos y vinculados con las estructuras de represión: ejército y policía, y con estructuras de poder político y económico.

Editorial, Camino Socialista No 40.

www.partidocomunistadeguatemala.blogspot.com


Partido Guatemalteco del Trabajo - PGT -

 

Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.