Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Exigimos la inmediata liberación de Dalila Mérida
Por la Red de Apoyo al Litigio Estratégico - Guatemala, 27 de septiembre de 2016

rale

LA RED DE APOYO AL LITIGIO ESTRATÉGICO A la comunidad nacional e internacional, hacemos saber:

Que desde hace varios meses, más de 300 ex trabajadores de la finca San Gregorio, Piedra Parada, ubicada en Coatepeque, Quetzaltenango, miembros del CUC, han realizado reclamaciones para obtener el pago de sus prestaciones laborales al haber trabajado por largos años en dicha finca, propiedad de la familia Quintanal, quien la compró a la familia Campollo, dueña del ingenio Madre Tierra.

Durante décadas, los Campollo descontaron del salario de los campesinos las cuotas del IGSS, y nunca las transfirieron a dicha institución, cometiendo un descarado robo.

La Coordinadora Regional del Comité de Unidad Campesina, Dalila Mérida, como defensora de derechos humanos, ha acompañado a dichos trabajadores en las diversas instancias administrativas y judiciales para lograr el pago de sus prestaciones laborales, lo cual la hizo blanco de criminalización por parte de estas empresas mafiosas, con el fin de debilitar las demandas, al denunciarla a ella y a otros dirigentes de la comisión de múltiples delitos, sustentados en hechos inexistentes, lo que dio lugar a que el Ministerio Público solicitara varias órdenes de aprehensión, sin investigar los antecedentes del caso.

La defensora de DDHH, Dalila Mérida, fue capturada el día de hoy, 24 de septiembre, a eso de las 17:00 Hrs., por la Policía Nacional Civil, al salir de la Universidad, en Coatepeque, precisamente cuando se realiza la XI Asamblea Nacional del CUC, donde participan más de 300 representantes de las bases del Comité, provenientes de diversas comunidades indígenas y campesinas a nivel nacional.

Esta acción represiva de los finqueros y las fuerzas de seguridad estatal refuerzan las relaciones históricas de poder machista sobre la vida de las mujeres.

La detención de la defensora de derechos humanos, Dalila Mérida, es ilegal e injusta, pues ella en todo momento ha luchado de manera pacífica, en favor de los derechos laborales de estos ex trabajadores, establecidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Constitución Política de la República y las leyes laborales.

Ante lo expuesto,

1. Manifestamos nuestra solidaridad con el CUC, por la represión que está sufriendo su dirigencia, y demandamos el respeto al papel trascendental que juegan los y las defensoras de derechos humanos, como Dalila M érida.

2. Requerimos la pronta intervención del Procurador de los Derechos Humanos, a efecto de hacer efectivo el respeto de las garantías constitucionales a favor de la defensora de los derechos humanos Dalila Mérida y los trabajadores de la finca Piedra Parada, así como la pronta investigación del caso, por la violación de sus derechos humanos.

3. Demandamos que el Ministerio Público y la Inspección General del Trabajo investiguen los atropellos laborales contra los exempleados de la finca Piedra Parada, y que cese la persecución penal, por existir una cuestión previa que se debe dilucidar.

4. Declaramos que Dalila Mérida es una presa política, pues por sus ideales de justicia está siendo criminalizada, y demandamos su inmediata liberación.

RED DE APOYO AL LITIGIO ESTRATÉGICO


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.