Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El Primero de Mayo nos convoca a la lucha nacional y la solidaridad internacional
Por la Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG - New York, 2 de mayo de 2016

rpdg

Este primero de mayo nos encuentra, a quienes estamos del lado de los trabajadores, sufriendo los embates de las desenfrenadas políticas neoliberales y la rapiña de las grandes empresas, unas pocas nacionales y las otras pertenecientes a los imperios que aún dominan la economía mundial. Desde el colapso del bloque socialista, la clase dominante en el capitalismo ha venido cercenando las conquistas obreras y campesinas, disminuyendo las capas medias y generalizando la pobreza.

Hemos leído en días pasados el artículo sobre el Primero de Mayo de Miguel Ángel Albizúrez, líder sindicalista histórico del período de la gran represión contra el movimiento social y popular, quien plantea que aparte de las luchas reivindicadoras de los trabajadores, según los problemas que cada conjunto enfrenta, debe darse un proceso de unidad entre las organizaciones de trabajadores y con las capas medias cada día más empobrecidas, al igual que con quienes no tienen trabajo. Resaltamos del artículo lo siguiente:

"Arribamos a esta histórica fecha en medio de un deterioro del salario que reciben los productores de la riqueza, pues el alza incontenible del precio de la canasta básica no permite satisfacer todas las necesidades vitales, mientras a nivel gubernamental, por las exigencias empresariales, se plantea el salario diferenciado para favorecer los intereses de quienes más tienen y de las empresas maquiladoras, con el pretexto de la creación de nuevas fuentes de trabajo, cuando en realidad se trata de convertir el Estado en tutelar del empresariado, y no de los trabajadores, quienes ven vulnerados sus derechos." Más claro no puede estar, los empresarios que funcionan bajo la premisa de que "el Estado debe quedar fuera de la economía, para que las leyes del mercado sean las determinantes de la vida económica", cuando se sienten impotentes (80 % del tiempo) exigen que el Estado apruebe leyes que manoseen, y eliminen, los derechos y logros de los trabajadores, para garantizarse sus ganancias.

Albizúrez agrega: "Los trabajadores del mundo, este 1 de mayo levantarán las pancartas en exigencia de trabajo decente y salario digno, pero, desgraciadamente, en Guatemala estamos frente a un movimiento sindical debilitado y frente a una nueva ofensiva contra los sindicatos...Ojalá que este 1 de mayo, la dirigencia sindical y campesina comprenda que la debilidad del movimiento tiene que ver con la actitud de muchos de ellos y con la dispersión de organizaciones sindicales, y hagan el esfuerzo por encontrar los puntos que les unen, y no las diferencias que les mantienen separados, pues solo la unidad hará posible el rescate de un movimiento obrero y campesino que responda a los intereses de la clase y haga frente a las embestidas patronales y gubernamentales". Esta unidad es necesaria, indispensable e impostergable; pero desde el primer momento debe hacerse también con visión más amplia. No se pueden dejar de tender puentes con el resto del movimiento popular y social. En Guatemala no se podrá avanzar sin tener en cuenta a los pueblos indígenas, las organizaciones de mujeres y los grupos de la Juventud. Y nosotros, desde la Diáspora, pedimos que se incluyan también otros sectores discriminados, ya sea en función de su origen étnico o condiciones socioeconómicas, religiosas o de orientación sexual. De manera particular, pedimos que se nos incluya a las y los migrantes y a nuestras familias. Tampoco podemos dejar de afirmar que las luchas no son solamente nacionales; estamos en la fase histórica de la globalización y urge la globalización de las luchas de la clase obrera y la más decidida solidaridad entre los pueblos.

Las y los migrantes hemos sido despreciados dentro y fuera del país, se nos ha explotado brutalmente y se nos ha marginado y discriminado en los países de origen y de destino. Ahora, gracias a las políticas idiotas de la Administración Obama se nos persigue más, se roban los impuestos que hemos pagado en Estados Unidos y se nos captura y nos deportan en condiciones infrahumanas. La nueva fase de discriminación es la "criminalización". Con la excusa del "fraude migratorio", se desatará otra ola represiva, no solamente en los Estados Unidos, sino que también en México, El Salvador, Honduras y Guatemala. La mal llamada Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica en tres meses ya ha desatado la guerra del Gobierno de El Salvador contra su propia Juventud, ha incrementado la represión brutal en Honduras que se inició con el golpe de Estado contra el Presidente Zelaya y ha militarizado Guatemala bajo Jimmy Morales, que con diversas excusas ha llenado de tropas las fronteras con México (una supuesta guerrilla en Huehuetenango, la alerta del Departamento de Estado para no viajar a San Marcos, la pre-guerra contra Belice y ahora el cierre de frontera con El Salvador).

Por lo anterior, en esta fecha trascendental insistimos una vez más en aunar las luchas de las y los migrantes con las luchas de los trabajadores. Después de todo, las y los migrantes se desplazan al Norte, no en busca del "sueño americano", que incluso para los "blancos" no es más que una quimera, sino que para buscar TRABAJO. Somos, en realidad, "trabajadores en marcha". Y a las y los migrantes en Estados Unidos y las organizaciones sindicales de ese país, durante diez años hemos pedido y hoy insistimos de nuevo, que el 1 de mayo se rescate para la clase obrera, declarándolo y usándolo para todo tipo de protestas y demandas como el "Día Nacional en Estados Unidos del Trabajador Migrante". Quizás en un año, el 1 de mayo de 2017, podamos proclamar y aplicar "Un día en Estados Unidos sin trabajo de las y los migrantes" y logremos paralizar el funcionamiento de ese país.

Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.