Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Marchemos hacia la alianza del centroizquierda con la derecha democrática
Por la Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG - Guatemala y su Diáspora, 12 de noviembre de 2018

rpdg-mupp

Cápsula informativa 381-18

En el centroizquierda y en la derecha democrática, es decir, la no corrupta ni corruptora, existen excelentes candidatas y candidatos para todo tipo de cargos en las elecciones próximas. Es una maniobra de la derecha corrupta insistir en que "no hay por quien votar", para que las capas medias, desinformadas y desanimadas, terminen no votando. Los dos grandes esfuerzos que debemos realizar ahora, de inmediato, son, uno, tratar de formar la alianza más grande contra la corrupción y la impunidad (con un programa de gobierno cargado de medidas positivas para transformar el país); y dos, identificar entre las personas capaces y probas que se propongan a quienes tengan las mayores probabilidades de ser electas (ver artículo anexo, publicado en La Hora el día de hoy). El momento actual, verdaderamente histórico, no es de caudillismos y caciquismos; es el momento de poner los legítimos intereses del país por encima de los intereses personales y particulares. La invitación que hacemos es a marchar hacia la unidad del centroizquierda, como responsabilidad de quienes nos ubicamos ahí, para juntos aliarnos a la derecha democrática. En las cuatro corrientes de centroizquierda que ya se aprestan a participar (los partidos políticos ya constituidos y dos movimientos, el de CODECA y el de Semilla, que ya casi han logrado su inscripción como nuevos partidos) se mencionan excelentes candidatos y candidatas para la presidencia y la vicepresidencia. Son todas figuras que merecen tener liderazgo en el sistema político del futuro y que debemos valorar, en contraposición a la tradicional desacreditación política que se suele aplicar a quienes osan optar a cargos públicos. Se trata de la reserva de políticos capaces y probos que el país necesita, desesperadamente, tanto para este momento como para el futuro. En el artículo arriba mencionado se hace hincapié en mantener el respeto a candidatos y candidatas, así como el respeto entre militantes de las diversas fuerzas sociales y políticas. Ha sido ésta la práctica al interior del MUPP/RPDG, a lo largo de seis años de intentar formar un movimiento de unidad progresista y popular, y sabemos que ha sido la tónica entre diversas fuerzas sociales y políticas que hoy buscan el acercamiento mutuo. Hay muchos obstáculos en este proceso; pero el principal parece ser la brevedad del tiempo para forjar las alianzas. Los necesarios diálogos con uno o más actores no son rápidos, ante las desconfianzas sembradas a lo largo de veinte años, aun entre aquéllos que lucharon juntos a favor de la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera; las buenas intenciones pueden quedar trituradas por el calendario electoral.

El diálogo transparente entre múltiples fuerzas debe continuar y todas las fuerzas, aun las que no tengamos aspiraciones presidenciales, debemos propiciarlo para profundizar los aspectos que nos unen y posponer la discusión civilizada de temas en los que podamos tener diferencias. En MUPP/RPDG desarrollaremos una actividad en la tercera semana de noviembre, para poner nuestro grano de arena en este monumental esfuerzo. Mientras tanto, cada fuerza debe esforzarse por tener logros en el fortalecimiento propio y en el fortalecimiento de los conjuntos que vayamos integrando. Por ejemplo, la RPDG desarrolla hoy sus esfuerzos para ampliar el voto en el extranjero, una causa que busca la igualdad de 3.0 millones de migrantes con la población en el país; pero nos hemos integrado a la Asamblea Ciudadana contra la Corrupción y la Impunidad y junto a ésta nos hemos insertado en la Plataforma Ciudadana. Queda mucho por hacer, incluida la reflexión sobre lo que queremos para Guatemala en los próximos diez años. No podemos continuar como estamos, a la deriva entre un gobierno corrupto y otro todavía más corrupto y obsceno. Cuando la Unidad Popular (UP) ganó las elecciones en Chile con Salvador Allende en 1970, definió 41 medidas a ser implementadas durante los cuatro años de ejercicio, y el gobierno se enfiló a su cumplimiento desde el día de la toma de posesión. Muchas de esas medidas urgentes ya han sido definidas para Guatemala (Acuerdos de Paz, planteamientos de CODECA y de los pueblos indígenas y sectores marginados y la prioridad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible). ¡Marchemos unidos!

Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.