Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La felicidad en Noche Buena y Navidad
Por la Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG - Guatemala y su Diáspora, 28 de diciembre de 2018

rpdg-mupp

Cápsula informativa 432-18

Para la gente pobre, que lamentablemente es la mayoría en nuestra Guatemala de finales de 2018, cualquier gesto bondadoso tiene un alto significado. En algunos casos, será un cena comunal o parroquial, para olvidarse de la lucha constante contra el hambre, igual en la pudiente Nueva York, la empobrecida Guatemala o a la espera de un milagro en Tijuana; en otros casos, será el regalo solidario de la gente que, teniendo más, considera que debe compartir algo con quienes tienen menos –es el espíritu de Navidad que solamente los Scrooge ignoran- y en muchos otros casos, es el "bono navideño" que todo trabajador merece. No es una dádiva del gobierno o de los empresarios; es una mínima compensación a quienes, con su trabajo, generan las grandes ganancias de los poderosos. Durante una etapa muy corta, entre el 24 de diciembre y el 1 de enero, la gente de buen corazón concentrará sus energías en reconocer el hermano o hermana en el prójimo y no considerar más al otro como el enemigo o el sujeto de opresión y discriminación. En general, al capitalismo, generador del "hombre como lobo del hombre", se le aparca y se le separa en estos días a base de villancicos de Navidad y buenas vibraciones. Desde luego, hay también gentes de malas intenciones, agentes del mal, que tratarán de aprovechar este período para satisfacer sus más oscuros intereses, en contraposición total a la fiesta del nacimiento de Jesucristo. No serían de extrañar muy desagradables sorpresas del Pacto de Corruptos.

Nos aproximamos a la Noche Buena y en las capas medias nos ilusionan los tamales a la medianoche, el chocolate caliente y los abrazos familiares. No todos los sectores populares podrán tener su tamal; pero compartirán lo que tengan, pensando en los ausentes, ya sea temporales (como los millones de migrantes) o definitivos (quienes han partido ya de este mundo). Así, la Noche Buena será siempre medio triste y medio alegre; pero todavía llena de espíritu solidario. Con los cohetes, quemaremos nuestras frustraciones y trataremos de ver el futuro con optimismo. Renaceremos, cristiana o humanamente, al día siguiente, para, finalmente, celebrar la Navidad. Para los cristianos es la fiesta del nacimiento del Niño Jesús; para los no cristianos, es la fiesta de la fraternidad entre las y los seres humanos. En ambos casos, se derrota al egoísmo y al mal. Las familias se buscarán y las puertas de las casas se abrirán a las amistades, sin ignorarse el toque en la puerta de quienes buscan una sonrisa y un aporte. Los seres humanos, como especie, nos hacemos visibles en estos pocos días; los seres humanos, en permanente "lucha de clases", sometidos a la violencia estructural, es lo que, contrariamente a todas las demás especies, ocurre el resto del año. ¿No sería posible revertir la ecuación, para tener solamente 7 días de aquelarre al año y el resto del tiempo dedicado al trabajo armónico de los seres humanos?

La situación de Guatemala, como país, es particularmente quejumbrosa, dominada por el Pacto de Corruptos. La Dictadura de la Corrupción, denunciada hace ya mucho tiempo por la Conferencia Episcopal de Guatemala, se ha venido haciendo más firme y desvergonzada, generando incertidumbre en la ciudadanía. Frente a ella, la RPDG nos dice, con palabras de Otto René Castillo, en su poema Libertad: "Porque nada hay más bello sobre la anchura de la tierra que un pueblo libre, gallardo pie, sobre un sistema que concluye" (véase tarjeta adjunta). Y, de igual manera, ante la adversidad en Guatemala y muchas otras partes del mundo, otra tarjeta nos traslada las palabras de Mario Benedetti, en su poema "No te rindas": No te rindas, por favor no cedas. Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento. Aún hay fuego en tu alma, Aún hay vida en tus sueños. Porque cada día es un comienzo nuevo, porque ésta es la hora y el mejor momento...". Recordemos que estas palabras históricas nos llaman a la acción conjunta. No es tiempo de individualismo; es tiempo de unir fuerzas, unos con otras, para transformar conjuntamente un Estado y una sociedad que no dan más. Noche Buena y Navidad son tiempos de reflexión; pero la acción debe arrancar antes de que cambiemos de año, particularmente ahora que muchos sueñan, ingenuamente, que las elecciones pueden resolverlo todo. Reafirmamos: las elecciones bajo las condiciones actuales no resuelven nada; el cambio de condiciones ya, garantizaría que las elecciones tuvieran sentido y razón. ¡Vamos Patria a caminar!

Guatemala y su Diáspora, 24 de diciembre de 2018, Secretaría de Asuntos Políticos de la RPDG

Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala RPDG


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.