Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Carta Abierta de la Representante Titular de los Trabajadores Guatemaltecos ante la Junta Directiva del IGSS
Por Julia Amparo Lotán Garzona - Guatemala, 22 de enero de 2013

A LA CLASE TRABAJADORA, A LAS ORGANIZACIONES SINDICALES, ORGANIZACIONES SOCIALES, DE DERECHOS HUMANOS, ACTIVISTAS SOCIALES, JURISTAS, ACADÉMICOS, COMUNICADORES SOCIALES Y PUEBLO EN GENERAL. EXPRESA:


Los guatemaltecos y guatemaltecas somos conscientes que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social es el único patrimonio de la clase trabajadora. Su Ley Orgánica en los considerandos establece que debido al abandono de los gobiernos anteriores a la Revolución del 20 de octubre de 1944, condiciones de atraso y miseria social tan pronunciadas, hacían urgente e inaplazable la adopción de medidas para elevar en forma paulatina y sistemática el nivel de vida de nuestro pueblo, que sólo se puede obtener con un régimen de Seguridad Social; que para llenar idóneamente los fines expresados se debe investir al organismo encargado de aplicar el régimen de Seguridad Social o Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. La Constitución Política de la República en el artículo 100 preceptúa que La aplicación del régimen de seguridad social corresponde al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, que es una entidad autónoma con personalidad jurídica, patrimonio y funciones propias…

Por tal razón, en la Junta Directiva del Instituto desde que tuvimos conocimiento de las pretensiones del Señor Presidente de la República, que de consumarse, violentarían la autonomía del Seguro Social, la institucionalidad y el Estado de Derecho, tomamos la decisión de asumir, como la ley nos obliga, una actitud firme de oposición y defensa. Todo lo que hacemos es exigir y hacer que se respete la ley orgánica del IGSS, la cual con su rango Constitucional garantiza que la Institución no se convierta en botín de los gobernantes y la lleven a su desaparición. Considero, no está demás, señalar que el artículo 9º de la Ley establece que No pueden ser miembros de la Junta Directiva, propietarios o suplentes… los que infrinjan o contribuyan a infringir las disposiciones de la Ley o de sus reglamentos. Si el general Otto Pérez Molina nombra a un nuevo presidente del IGSS sin tomar en cuenta los procedimientos legales establecidos, sería un acto de imposición autoritaria y por lo tanto ilegal. La Ley Orgánica del Instituto regula en el artículo 7º. que sus miembros son nombrados por períodos de seis años, excepto los representantes de la Junta Monetaria cuando dejen de pertenecer a esa Instancia, quienes deben ser sustituidos para finalizar el período. El artículo 11º. señala que los miembros de Junta Directiva son inamovibles durante el período de su cometido, salvo que incurran en alguna de las causales establecidas en la misma Ley; establece que La Junta Directiva debe decidir por mayoría representada por un mínimo de cinco votos, si hay lugar o no a la separación o, en su caso a la aceptación de la renuncia; para que algún interesado pueda solicitar la separación de un miembro de la Junta Directiva,… es indispensable que lo haga por escrito y que acompañe o enuncie con claridad las pruebas en que apoya su petición. Por lo tanto no caben las órdenes de tipo militar, menos las amenazas de INTERVENCIÓN del Instituto por parte del Presidente de la República. Es nuestra obligación, de todas y todos, entonces, defender la autonomía y el patrimonio del IGSS, patrimonio de los trabajadores y trabajadoras, sobre todo cuando se encuentra en uno de los mejores momentos financieros de su historia, con solvencia y liquidez económica, con ingresos que superan a los egresos en Q1,015 millones y reservas técnicas cerca de los 20 mil millones, recursos comprometidos para los asegurados del programa de EMA y de los futuros pensionados del programa de IVS, sin tomar en cuenta los veinte mil millones que le adeuda el Estado al IGSS, en concepto de cuota patronal, cuota como Estado y atención Médica de los pensionados del Estado. Situación que la hace vulnerable ante la ambición y la sed de enriquecimiento de los saqueadores del dinero del pueblo de Guatemala.

En esta lucha desigual frente al poder, la prepotencia y el autoritarismo, la participación de la Federación Sindical UNSITRAGUA, trabajadores del IGSS, FESEBS, activistas sociales y de derechos humanos, juristas, académicos y comunicadores sociales, ha sido y seguirá siendo decisiva. Considero justo además, reconocer el apoyo solidario de nuestra Central Sindical Internacional, la Federación Sindical Mundial -FSM-.

Hago un llamado a permanecer atentos y firmes en la defensa de nuestro Seguro Social.

Julia Amparo Lotán Garzona (julialotangarzona@gmail.com)

Representante Titular de los Trabajadores ante la Junta Directiva del IGSS

Secretaria General de la Federación Sindical UNSITRAGUA

Vice-presidenta de la Federación Sindical Mundial –FSM-

Representación Titular de los Trabajadores ante la Junta Directiva del IGSS


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.